Nutrición

Guía para la buena alimentación

Los nutricionistas argentinos se han reunido con el fin de llegar a un consenso sobre las recomendaciones alimentarias ideales a nivel poblacional adaptadas a la situación socio-cultural de nuestro país. El resultado de estas reuniones es lo que hoy se conoce como las “Guías Alimentarias para la Población Argentina” de las cuáles se desprenden los siguientes 10 mensajes:

1. Comer con moderación e incluir alimentos variados en todas sus comidas.

Si es posible realice cuatro comidas diarias. Pruebe empezar sus actividades con un buen desayuno. La actividad física placentera varias veces por semana ayuda a sentirse bien. Se puede controlar el peso comiendo: consulte a un nutricionista.

2. Consumir diariamente leche, yogures o quesos. Son necesarios en todas las edades.

Los niños, los adolescentes y las mujeres necesitan mayor cantidad de estos alimentos. Es recomendable que los recién nacidos reciban sólo leche materna hasta los 6 meses. Para los adultos, en general, se recomiendan los productos semidescremados y para los niños y los adultos mayores, en general, enteros. Se puede tomar leche líquida y también puede incluirse en postres (flan, budincitos, etc) helados, salsas blancas, agregar a purés y otras comidas.

3. Comer diariamente frutas y verduras de todo tipo y color.

Se recomienda comer cinco porciones ente frutas y verduras por día. Trate de comer por lo menos una vez al día, frutas y verduras crudas. Cocine las frutas y verduras preferentemente con cáscara y en trozos grandes, al vapor o al horno. Si las hierve, use poca de agua.

4. Comer una amplia variedad de carnes rojas y blancas retirando la grasa visible.

Recuerde que el mondongo, el hígado y el riñón con también carnes. Coma huevo: tres unidades semanales son suficientes. Modere el consumo de fiambres y embutidos.

5. Preparar las comidas con aceite preferentemente crudo y evitar la grasa para cocinar.

Es muy recomendable el consumo de maníes y almendras, sin salar, nueces y semillas de sésamo, girasol y lino.

6. Disminuir el consumo de azúcar y sal.

Es recomendable comer menos golosinas y dulces para evitar el sobrepeso y las caries. Prefiera agua, soda y jugos naturales en vez de gaseosas y bebidas dulces artificiales. Pruebe cocinar sus alimentos sin sal y condimentarlos con hierbas aromáticas o ajo para resaltar su sabor.

7. Aumentar el consumo variado de panes, cereales, pastas, harinas, féculas y legumbres.

Entre los cereales puede elegir arroz, maíz, trigo, avena, cebada y centeno (y sus harinas). Y entre las legumbres, arvejas, lentejas, soja, porotos, habas y garbanzos. Prefiera los panes, harinas y pastas integrales. Modere el consumo de facturas, tortas, masitas, galletitas y otros productos similares.

8. Disminuir el consumo de bebidas alcohólicas y evitarlo en niños, adolescentes y embarazadas.

Si ha bebido, evite conducir. No ofrezca bebidas alcohólicas a los niños o adolescentes. Alteran su crecimiento y agreden su hígado.

9. Tomar abundante cantidad de agua potable durante el día.

El agua para beber, lavar y preparar los alimentos debe ser potable. Recuerde lavar sus manos cuidadosamente antes de tocar los alimentos. Es muy importante mantener los alimentos alejados de la basura, los insectos y los animales domésticos.

10. Aprovechar los momentos de las comidas para el encuentro y diálogo con otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: